Featured Nacional

¿Cómo reducir los riesgos del espionaje digital?

Ciudad de México. 2 de Abril de 2016. Con las recientes declaraciones del hacker Andrés Sepúlveda sobre la manipulación del proceso electoral de 2012, muchos políticos y ciudadanos están preocupados sobre la invasión a su privacidad y el espionaje digital. No sólo los políticos, sino más aún ciudadanos ordinarios llevados por los celos, la desconfianza o el chantajeque  buscan todos los días maneras de apoderarse de nuestra información más valiosa.

Lo preocupante es que la mayoría de las aplicaciones utilizadas por los internáutas para comunicarse carecen de encriptación y sus mensajes pueden ser capturados con relativa facilidad. Un ejemplo es Whatsapp, que a pesar de ofrecer encriptación de punto a punto desde Noviembre de 2014 fue rankeada en 2015 por la EFF como la peor compañía en cuanto a manejo de datos personales se refiere. Por eso, damos aquí algunas alternativas más seguras para protegerse del espionaje.

La disputa Telegram vs Whatsapp.

Telegram. Esta es la opción más popular y se ha visto envuelta en un poco de polémica por esta causa. Los mensajes de telegram cuentan con una encriptación de punto a punto que no se ha podido romper hasta el momento.

La compañía está tan segura de sí que lleva dos concursos ofreciendo en el primero 200 mil bitcoins (unos 80 millones de dólares)  y en el segundo 300 mil bitcoins (unos ¡120 millones de dólares!) al primer hacker que lo logre. Y aunque hay algunos que claman que lo han conseguido lo cierto es que nadie clamó la recompensa en ninguno de los dos casos. Considerando que el supuesto hacker de Andrés Manuel clama haber cobrado 600 mil dólares por el trabajo uno puede ver lo caro que sería para alguien contratar un hacker para Telegram. Así que si tu ex no tiene 121 millones de dólares para pagar por espiarte, puedes sentirte seguro. Otro punto a su favor, es que  Whatsapp ha comenzado a bloquear los links a la página de descarga de Telegram, algunos especulan que ante lo duro de la competencia.

Su chat secreto utiliza una encriptación de 256 bits de punto a punto. Los datos no se guardan en el servidor y se puede activar la opción de autodestrucción para que ni tú ni quien reciba el mensaje pueda guardar los datos. ¿Y qué tan segura es esa encriptación? Pues le tomaría a una red de un billón de GPUs conectadas en red 6 veces la edad del Universo romperla. No valdría la pena ¿Verdad?

Su lado negativo, no puedes hacer llamadas entre dispositivos, lo cual Whatsapp sí que permite pero para eso, lee más adelante.

Es importante aclarar que Whatsapp provee encriptación tanto para texto como para llamadas y parece tener un buen nivel de seguridad pues el FBI también ha comenzado un caso en la corte para poder obligar a la compañía a permitir las escuchas.

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: