Estado de México

Acusa el PRD a la policía de Zinancantepec de represora. Pide libertad de 3 personas

destacada-omar-ortega-prueba-de-portada1 1068x713

Toluca Méx. 15 de abril.- Dirigentes y diputados del PRD demandaron la pronta presentación y liberación de las tres personas que fueron detenidas por la policía de Zinancantepec cuando se manifestaban en ese municipio según consta en diversos videos que presentaron como pruebas de la agresión.

El presidente del PRD en el Estado de México, Omar Ortega, demandó al gobierno del Estado de México la presentación de los detenidos. Dijo que “durante la represión se detuvo a Carlos Romero, Secretario de Organización del PRD en Toluca, Jesús Reyes, excandidato a presidente municipal del PRD por Zinancantepec, así como Mario Domínguez”.

El presidente del PRD sostuvo que en el municipio existen protestas fuertes en torno a la elección de delegados municipales “que dejó mucho que desear”.

También la diputada federal Karen Hurtado Arana, el ex regidor Mario Medina, y Xóchitl Arzola Vargas, ex diputada y actual dirigente de “Mujeres en Cadena A.C”,  demandaron  al presidente municipal de Zinacantepec, Manuel Castrejón y al gobernador Eruviel Ávila, que expliquen bajo qué argumentos se arremetió a golpes contra las pobladores del lugar, sin importarles que entre ellos hubiera niños.

Más preocupante aún que durante la represión a las personas, hubo varios detenidos que no fueron presentados ante un Ministerio Público, aun cuando ya habían pasado varias horas, por lo que temían por sus vidas.

Explicaron que de acuerdo al ex regidor Mario Medina, durante el activismo social que llevan a cabo acompañaron a los pobladores de Acahualco, en Zinacantepec, para demandar que no se municipalice el agua, ello, en los momentos en que alcalde Manuel Castrejón informaba sobre sus obras y programas.

Ante la presencia de los demandantes, fueron cercados por policías, tanto de civil como uniformados, quienes agredieron a los demandantes y detuvieron, entre otros, a Carlos Romero, Sergio Reyes y Mario Domínguez.

Luego de la agresión, dijeron, se trasladaron a la Subprocuraduría General de Justicia, con sede en Zinacantepec, para conocer del paradero de los detenidos, sin embargo, se les informó que no se encontraban detenidos y que se desconocía su paradero, por lo que temen por sus vidas, añadió Mario Medina.