Sobreprecio a combustibles propone Premio Nobel al Senado

2016 05 25 Senado PermanenteCiudad de México a 25 de Mayo de 2016. Al gobierno mexicano se le hizo agua la boca ante la propuesta del Premio Nobel de Química Mario Molina de ponerle un “pequeño sobreprecio al uso de los combustibles” con la intención de utilizar esos recursos etiquetados en la inversión en transporte público.

En la reunión de la Tercera Comisión de la Permanente con el Secretario de Medio Ambiente, el último también afirmó que se mantendrá el endurecimiento de los requisitos para pasar la verificación, norma que deberá estar funcionando para el primero de julio de este año.

En su intervención, la senadora del PAN Mariana Gómez del Campo hizo honor a su apellido al afirmar que de acuerdo con la OCDE las muertes asociadas con contaminación pasaron de 17 mil en 2005 a 21 mil en 2010 y que la Zona Metropolitana del Valle de México es la más contaminada de todo el País (a pesar de que la OMS considera que el Valle de Toluca y Monterrey están en peores condiciones).

Mencionó que muchos vehículos contaminantes tienen holograma 0 por corrupción o por fallas en los sistemas de verificación. Dijo que “45 por ciento de los vehículos con holograma 0 y más del 80% de los que tienen holograma 2 rebasan los límites permitidos por la normatividad actual”.

No habrá Hoy no circula universal: Pacchiano Alamán.

Por su parte, el Secretario del Medio Ambiente dijo que no habrá un hoy no circula obligatorio para todos de manera permanente, como ocurre ahora, pues esa sería una política que aumentaría el número de vehículos viejos y contaminantes.

Dijo que además del endurecimiento de las medidas de verificación, se tomarán otras 168 medidas para abatir la polución que tienen que ver con nuevos sistemas de movilidad y transporte público más limpio y la regulación de emisiones contaminantes de otro tipo (fugas de gas LP, vapores de gasolina en estaciones de servicio, industria).

Por su parte, el premio Nobel de Química Mario Molina dijo en su intervención que se requiere un programa integral para reducir las emisiones, que incluya la renovación de la flota vehicular, mejorar el transporte público y resolver el congestionamiento vial.

“Sí tenemos que hacer algo pues hasta cierto punto de vista drástico, acoplado al transporte público para resolver simultáneamente congestionamiento y calidad de aire”, expresó.

Mario Molina dijo que se necesita un uso racional del automóvil y “el ponerle un pequeño sobreprecio al uso de los combustibles, eso solucionaría, si se etiquetan esos recursos, pues se necesita un dineral para el transporte público”.

Advirtió que también es urgente asegurar que funcione la verificación vehicular, porque “si deja de funcionar por corrupción o por todo este tipo de ineficiencias, si no importa la edad del automóvil; pues entonces no es un incentivo para renovar la flota.