Estado de México

Fortificar la familia, primer objetivo de las casas de encuentro: Onofre

El Partido Encuentro Social (PES) halló una novedosa forma de hacer política a través de las denominadas “Casas de Encuentro”. En estas casas se dan cursos relacionados con los problemas mediáticos de una familia como son primeros auxilios, preparación de alimentos y educación artística. También están programados cursos de electricidad, plomería y albañilería para que las familias puedan solucionar por sí solas este tipo de problemas.

El líder del PES en el Estado de México, Vicente Onofre, sostiene que no se trata de dar cursos por dar cursos. “La clave de estas casas, dice, está en modificar la relación de los militantes del partido con los ciudadanos. Cuando los militantes del partido modifican su modo de relacionarse con los integrantes de una familia, continuó, automáticamente cambian su modo de hacer política a una forma diferente. Al interrelacionarse directamente con los problemas de las familias la visión de nuestro militantes cambia, finalizó.”

Sostuvo que el PES primero organiza una serie de cursos a los militantes del partido quienes asumen la meta de crear casas de encuentro en sus respectivas secciones electorales. “Cuando nos interrelacionamos con las familias, dice, el primer encuentro no es de política electoral, sino de solución de los problemas específicos a que esas familias se enfrentan en el día a día.”

“Por supuesto, agrega Vicente Onofre, las casas de encuentro van más allá de ser centros de capacitación o de impartición de cursos. Poco a poco se comienza a hablar de problemas fuera de la familia pero que siguen siendo mediatos, continuó. Problemas como la seguridad de la calle o la colonia; la prestación de servicios de limpia, de alumbrado público, de agua y drenaje, de pavimentación, comentó. Este tipo de problemas ya no los puede solucionar una sola familia, sino se requiere del grupo de familias que previamente se unieron y trabajaron en las casas de encuentro, finalizó.”

De este modo, termina diciendo, la relación de los ciudadanos con el Partido se da a partir de problemas concretos y desde el primer día se trabaja en la solución. Comentó que la meta es instalar cuando menos una casa de encuentro en cada una de las secciones electorales del Estado de México. “Al principio nos costó trabajo iniciar el programa, dice Onofre, pues los militantes de los partidos están acostumbrados a hacer política de otra manera. Pero poco a poco, continúa, esta actividad se ha vuelto cotidiana y permite crear desde abajo un partido con una visión diferente de hacer las cosas. Nuestra actividad cotidiana, finalizó, debe tener como principio, medio y fin fortalecer a las familias”