Internacional

¿Cuál es el lío con los correos de Clinton?

Dos asuntos relacionados con correos electrónicos y Hillary Clinton ocupan las planas estos días: 1. La liberación por parte de Wikileaks de correos hackeados al DNC (el órgano máximo del Partido Demócrata) y el mal uso que la candidata demócrata hizo de su servidor cuando era Secretaria de Estado de los EEUU.

El segundo escándalo es muy sencillo. Hillary Clinton utilizó un servidor privado para enviar y recibir correos. ¿Qué es un servidor? Un servicio de correos como Gmail, Yahoo, Outlook, Hotmail, etc. Por ejemplo: Hillary en lugar de usar hillary@state.gov utilizó hillary@clintonemail.com. Es decir, tenía su propio servicio de correo electrónico.

No hay hasta ahora evidencia de que su servidor privado haya sido hackeado, lo que se le reclama es que puso en peligro información clasificada. Según escribe Timothy Naftali en el New York Times, como Secretaria de Estado, Hillary Clinton tenía la autoridad de decidir si sus comunicaciones o las de los miembros de su equipo serían clasificadas o no. Sin embargo no podía decidir sobre el resto de las agencias con las que se comunicaba (Casa Blanca, CIA, etc.)

En caso de que hubiera utilizado un servidor del gobierno, entonces los archivistas del Departamento de Estado hubieran revisado cada uno de sus correos y después hubieran destruido o regresado -a su solicitud- aquello no considerado oficial. En su lugar, la candidata demócrata hizo el proceso inverso: decidió mantener todos sus correos y solo regresar lo que consideró información oficial.

Embed from Getty Images