Featured Nacional

Crece saldo rojo por estallido de toma clandestina en Hidalgo

El número de víctimas por el estallido de una toma clandestina en un municipio del Estado de Hidalgo llegó a 66, pero desgraciadamente existen otras 76 personas gravemente lesionadas, así como desaparecidos, informó el gobernador de esa entidad Omar Fayad durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El gobernador de Hidalgo narró cómo sucedieron los hechos: “Alrededor de las 16:50 horas, el personal de Pemex anuncia a las autoridades federales competentes, a la Secretaría de la Defensa, de una perforación ilegal de un ducto de Pemex, a lo cual nuestras Fuerzas Armadas acuden inmediatamente y después de las 17 horas se posicionan en el lugar para atender el llamado de Pemex a la contingencia de encontrarse una perforación de un ducto de Pemex, de un ducto muy importante, el ducto que va de Tuxpan a Tula; y, por ende, nuestras autoridades intentan persuadir ahí mismo a la ciudadanía que estaba congregada, que ya era mucha, que se retirara del lugar intentando acordonar el lugar para poder proceder a la atención de la misma.

“Por la presión del ducto, éste empieza a soltar hidrocarburo en grandes proporciones y se acerca un gran contingente de ciudadanos, se habla de cientos de ciudadanos.

“Las Fuerzas Armadas trataron de impedir y de persuadir que se retiraran del lugar porque corrían peligro. Sin embargo, la gran mayoría no escuchó este llamado.

“Y después de un tiempo se nos anuncia, aproximadamente a las 18:50 horas, que ha habido una explosión, y que esta toma clandestina al ducto de Pemex estaba ardiendo y que las llamas estaban consumiendo todo lo que había alrededor y que había personas fallecidas y que había personas quemadas.

“Inmediatamente después hicimos contacto el secretario de Seguridad Pública federal, Alfonso Durazo, a nombre del señor presidente, y un servidor, y la Secretaría de la Defensa, a través de la 18ª Zona Militar, con la Secretaría de Gobierno de Hidalgo para poner en marcha inmediatamente el Plan DN-III de asistencia a la población afectada por estos hechos.

“El saldo que tenemos hasta unos minutos antes de entrar a esta conferencia de prensa en la reunión previa a la que nos convocó el señor presidente, es de 66 personas fallecidas y 76 personas heridas, entre heridas leves, medianas, graves y muy graves en distintos hospitales; 66 fallecidos, 76 heridos, de los cuales 73 se detectan como hombres y tres mujeres; y de los varones, siete menores de 18 años y un niño de 12 años”, terminó diciendo el gobernador de Hidalgo.

OCTAVIO ROMERO OROPEZA: Con su permiso, señor presidente.

Por su lado, el director de PEMEX Octavio Romero detalló las partes técnicas de lo que se hace ante una fuga de gasolina: “Primero, quisiéramos comentar con ustedes que cuando se detecta una baja de presión en un ducto, ya sea por una toma clandestina o por alguna otra razón, entra un protocolo de seguridad que consiste en suspender la operación del ducto y en cerrar las válvulas. Esto, con la finalidad de reducir la presión en la zona dañada, la zona afectada.

“Este ducto Tuxpan-Tula trabaja con una presión -de manera normal, cuando está en operación- de 20 kilogramos; cuando se secciona la válvula y se detiene la operación del ducto, esta presión se reduce considerablemente.

“Dicho de una manera un poquito más técnica, al detectarse una variación de condiciones de operación y/o toma clandestina con derrame, se suspende la operación del ducto y de secciones; es decir, se bloquea la válvula para reducir la presión y los inventarios en la zona afectada.

“Vale señalar que entre el lugar donde sucedieron los hechos, los lamentables hechos y la refinería de Tula hay 13 kilómetros, lo que equivale a un volumen de 10 mil barriles de gasolina.

“Como verán ustedes no es cosa menor. Por eso anoche, cuando se intentaba apagar el incendio, no era tarea fácil, hay que reconocer la labor de los técnicos de Pemex, pero también de Protección Civil, de los de Protección Civil del gobierno del estado de Hidalgo, que no solamente hicieron una tarea de coordinación excelente, sino que elaboraron un plan de ataque, así se le llama o así le llaman ellos.

“Este ducto es muy importante porque surte a la refinería de Tula con gasolinas o con componentes para la gasolina y surte a la propia refinería de Tula, y desde ahí se envía producto a Salamanca, la cual, a su vez, envía producto a Guadalajara, a Morelia, a León, a Irapuato; es decir, un ducto muy importante para la distribución de los combustibles en el país.

“Cabe señalar que en el municipio de Tlahuelilpan se han llevado a cabo 10 tomas clandestinas en los tres meses a este incidente, siendo el penúltimo antes del de ayer, el día 18 de diciembre con incendio. Había habido varios que se habían detectado, el del 18 de diciembre pasado también fue por un incendio y tardó en apagarse 12 horas. 

GENERAL LUIS CRESENCIO SANDOVAL:

Por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional, dijo el general Luis Cresencio Sandoval,  hago del conocimiento que, en relación con los hechos, recibimos el informe por parte del oficial que se encontraba al mando de la base de operaciones que realizaba recorridos sobre los ductos, como parte de la estrategia que se está desarrollando. Él iba al mando de 25 elementos, detecta la toma clandestina, todavía en un momento que no tenía mucha salida el combustible.

Había algunas personas ahí, cercanas a la toma, poco a poco fue incrementando la salida de combustible en el ducto en la toma clandestina hasta llegar a alcanzar seis o siete metros de altura.

Cuando empieza a incrementarse esta salida del combustible del ducto también se reúne una mayor cantidad de personas, informa el oficial que había entre 600 y 800 personas que empezaron a llegar ahí, al área de la toma.

Él busca evitar que las personas se acerquen al ducto por la peligrosidad que éste presentaba, trata de persuadirlos, a los pobladores, pero hacen caso omiso y se tornan algunos de ellos un poco agresivos y al verse rebasado por la cantidad de gente que estaba llegando con sus recipientes para llenarlos de combustible, es obligado a retirarse a un costado, busca no tener una confrontación; no se retira del área, queda ahí a un costado, pendiente de lo que estaba sucediendo. Y sigue incrementándose la gente, siguen llegando pobladores con los recipientes para llenarlos de combustible.

Inclusive, informa que hay personas que se llenan de combustible en sus ropas por la misma presión que tenía la salida. Al presentarse la explosión, de inmediato busca apoyar a los heridos, empieza a aplicar el Plan DN-III, y empiezan a arribar tropas ahí al área para tratar de también ayudar y acordonar el área.

En la actualidad, ahorita, hasta este momento tenemos al comandante de la 18 Zona Militar, responsable de la seguridad ahí, y se encuentra con 400 elementos más, coadyuvando en las tareas que se están haciendo actualmente sobre las investigaciones y para evitar algún otro daño hacia la población.

Finalmente López Obrador sostuvo: Quiero nada más dejar de manifiesto que duele mucho el que estas prácticas se hayan arraigado en los últimos tiempos en nuestro país, porque las imágenes de la gente con cubetas, con bidones, con recipientes para sacar gasolina o diésel, es un asunto desgraciadamente que se extendió a toda la zona petrolera; donde pasan ductos hay estas prácticas.

Esto se puede constatar en lo sucedido en Tabasco, en Veracruz, en Puebla, en Hidalgo, en el Estado de México y en otros estados de la República y ya lleva tiempo.

“Por eso, la gente tiene estos recipientes y, por eso, cada vez que hay una toma acuden a una toma clandestina a recoger combustible.Hace poco, el lunes 14 se dio a conocer la reunión que tenemos sobre hechos en Acambay, parecidos en cuanto a la práctica.

Sobre la estrategia para seguir controlando el huachicoleo, Obrador dijo: “Nosotros no vamos a apagar el fuego con el fuego. No vamos a enfrentar la violencia con la violencia. No se puede enfrentar el mal con el mal, eso está demostrado, eso no es solución. El mal hay que enfrentarlo haciendo el bien”.