Habrá auditoría al ISSEMYM. Debe hacerse pública y explicar qué pasó con miles de millones

Diputados de la LX legislatura del Estado de México autorizaron este día contratar un despacho externo para hacer una auditoría al ISSEMYM que permita conocer de manera real cuál es su condición económica.

La auditoría deberá estar lista antes de que se discuta la próxima ley del ISSEMYM. Se debe tener presente que en meses pasados la LX legislatura del Estado de México abrogó la ley del ISSEMYM que había fomentado Alfredo del Mazo y la cual pretendía resolver los problemas económicos de ese organismo incrementando las cuotas a los afiliados y desapareciendo el derecho de pensión para pasar los fondos de los trabajadores a los afores. El principal afore tiene relación con un amigo cercano del gobernador: el banco donde los HanK son socios.

Los diputados no dijeron si esta auditoria será pública, pero es de esperarse que así lo hagan pues a veces los y las legisladores se portan de manera rara y se requiere de la presión pública para que sean consecuentes con el voto que los llevó al poder.

En el manejo de recursos del ISSEMYM existen severas dudas sobre la manera como se han retirado miles de millones de pesos por parte de gobernadores, así como las inexplicables deudas por miles de millones de pesos que tienen diversos organismos afiliados al PRI. Se ha dado incluso el cinismo del rector de la UAEM que ha dicho debo no niego, pago no tengo.

El lector debe tener en cuenta que la pasada ley del ISSEMYM no se abrogó por voluntad de los legisladores. Serían demasiado hipócritas las y los diputados si dicen que esta ley se abrogó a iniciativa de ellos. Incluso diputadas como la de Toluca por Morena de forma pública llegó a declarar que no habría abrogación. Varios coordinadores de diversos grupos parlamentarios en un principio no quisieron meter mano a la abrogación de la reforma.

Fue la presión de la opinión pública y de los militantes de morena la cual llevó a los legisladores a abandonar sus “mesas de diálogo que hacen con los priistas y tomar por primera vez en serio su papel y abrogar la ley.”

Así es que no se puede dar toda la confianza a los legisladores, máxime cuando en el mes de diciembre le aprobaron a Alfredo del Mazo su presupuesto de ingresos y egresos y le dejaron las manos libres para manejar cientos de miles de millones de pesos.

Por estas razones se concede a los legisladores el beneficio de la duda, pero nada más eso. Hasta que no entreguen una auditoria seria en donde se sepa que pasó con miles y miles de millones de pesos que han sido desviados del ISSEMYM se le podrá hacer un reconocimiento real.

La preocupación se acrecienta cuando se ve que la carga de la reforma la podrían tener los diputados del PT, un partido que se caracteriza porque sus líderes primero hacen denuncias muy fuertes, pero después acuerdan con los priistas y traicionan los principios democráticos más elementales.

Por ello más vale que todos los realmente interesados en que se tenga una buena auditoria y una buena ley no se confíen, estén atentos y hagan presión para que las cosas salgan bien.