Estado de México Featured Legislatura Edoméx

4800 toneladas de plástico se consumen en EDOMÉX. En LX legislatura revisan cómo reducir

En el Estado de México se consumen 4800 toneladas de plástico al año, por lo cual en la LX Legislatura se vienen revisando iniciativas de ley que buscan reducir el consumo. Ante esta situación, las Comisiones Unidas de Protección Ambiental y Cambio Climático y Gobernación y Puntos Constitucionales de la 60 Legislatura mexiquense acordaron invitar a representantes de la economía del plástico y académicos especialistas en este insumo a un encuentro de trabajo para que aporten elementos que sirvan al dictamen de dos iniciativas del PVEM y una del PAN.

 En reunión de ambas comisiones bajo la presidencia de la legisladora María Mercedes Colín Guadarrama (PRI), sus integrantes conocieron un documento presentado a la Legislatura por representantes de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), Asociación de Industriales de la Bolsa Plástica (Inboplast), Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) y la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) en el que exponen que la prohibición de productos plásticos no es la solución, ya que el problema con estos “radica en su manejo inadecuado”.

Diputada Beatriz García

La legisladora Beatriz García Villegas (morena), quien se pronunció por incluir educación ambiental en las escuelas, llamó a dictaminar pronto, pues la ley debe ser puntual. Dijo que el problema del plástico es serio pues los fabricantes no solo producen popotes y además contaminan desde la producción, y no hasta que sus productos llegan al mar.

La diputada Elizabeth Millán consideró necesario concientizar a la población, ya que la solución es de todos. Respaldó las propuestas porque buscan inhibir antes que prohibir, y celebró que los industriales del ramo hayan presentado a la Soberanía sus comentarios y propuestas.

Diputada Elisabeth Millán

EDOMÉX consume 4800

toneladas de plástico al año

la diputada Ingrid Krasopani Schemelensky Castro (PAN), autora de la iniciativa de reforma al artículo 2.202 del Código para la Biodiversidad del Estado de México, recordó  que con ésta “no busca sancionar ni prohibir, por el contrario, da la pauta para que el Gobierno, con las organizaciones empresariales, organizaciones de la sociedad civil y la sociedad en general implementen estrategias encaminadas a reducir el consumo de artículos de plástico de un solo uso”.

Dio a conocer que a nivel mundial se usan un trillón de bolsas de plástico, es decir, un millón cada minuto, y que para su fabricación se utilizan 100 millones de barriles de petróleo al año. Para el caso del Estado de México, la población consume 4 mil 800 toneladas de plásticos, lo que coloca a la entidad en uno de los primeros lugares en el país, de acuerdo con el Centro de Tecnología Avanzada (CIATEQ). “Y por desgracia —sentenció la diputada— sólo 2% es reciclado”.

La congresista del PAN pidió que la iniciativa del partido azul fuera dictaminada por separado, pues en el congreso existen tres.

En promedio una persona usa 600

bolsas de plástico al año

A nombre del coordinador del Grupo Parlamentario Verde Ecologista, José Alberto Couttolenc Buentello, autor de las iniciativas de reforma al Código citado para establecer la prohibición de bolas de plástico y popotes a menos que los usuarios o clientes los pidan, la legisladora María Luisa Mendoza Mondragón expuso que esas dos propuestas tienen un enfoque preventivo.

Explicó que sus iniciativas se apoyan en el hecho de que los productos que se busca prohibir son hechos con polipropileno, termoplásticos que tardan cientos de años en degradarse, y apuntó que estudios muestran que los mexicanos utilizan en promedio cada uno 600 bolsas plásticas al año, “las cuales tienen una vida útil de aproximadamente 12 minutos”.

Detalló que muy pocas de estas bolsas se reciclan debido a que es más costoso reciclar que producir nuevas, de ahí que la alternativa sea reducir el uso de popotes porque no se reciclan. Agregó que la economía del reciclado de estos materiales es poco viable, pues “procesar y reciclar una tonelada de bolsa plástica cuesta 4 mil pesos, mientras que la producir  la misma cantidad de bolsas cuesta tan solo 32 pesos”.

Estas iniciativas del PVEM proponen modificaciones a los artículos 2.5, 2.286, 4.17, 4.56,  2.263 y 4.45  del Código para la Biodiversidad del Estado de México.

Por el PRI, la legisladora Maribel Martínez Altamirano llamó a dictaminar con realismo y con mayores elementos que permitan una reforma legal que sirva. Planteó que el plástico se usa por comodidad y que mundialmente México no es el máximo productor ni consumidor de plásticos. 

Se trata, apuntó, de buscar una solución compartida por todos y con la que el Estado pueda facilitar al consumidor y al ciudadano otras opciones al uso de este material. Pidió no cargar la solución solamente en el productor y los expendedores de estos productos.

El legislador Carlos Loman Delgado se pronunció por una solución en la que se pueda manejar un impuesto que sirva para incentivar a las empresas del ramo a adquirir la calidad de empresas socialmente responsables y así que ellas mismas participen en el diseño de una solución que no las perjudique y abran la posibilidad de desarrollar productos alternativos a los que ya generan.

Max Correa Hernández, diputado de morena, propuso invitar a los panelistas que acudieron al foro que organizó para exponer a los municipios acciones para el tratamiento de residuos sólidos, mientras que su compañero Gerardo Ulloa Pérez planteó invitar al Consejo Consultivo de Protección a la Biodiversidad.

Respecto del documento de los empresarios, signado por Raúl Mendoza Tapia (ANIPAC), José Anguiano Hernández (Inboplast), Rubén Muñoz García (ANIQ) y Mónica Leñero Álvarez de la ANTAD,  leído por la congresista María de Lourdes Garay Casillas (PES), presidenta de la Comisión Legislativa de Protección Ambiental y Cambio Climático, llama a buscar soluciones en el fomento y fortalecimiento de la cultura y la educación ambiental.