Renuncia Urzua a Hacienda. Truena contra AMLO y su equipo.

Cuando parecía que Urzua era el hombre fuerte de AMLO renunció.

Este día estalló una bomba más en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador con la renuncia del Secretario de Hacienda Carlos Urzua.

Quien parecía haberse convertido en el hombre fuerte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, este día presentó su renuncia inconforme con el hecho que desde el gobierno de AMLO personas a las cuales calificó de “personajes influyentes” impusieron funcionarios públicos en la Secretaría de hacienda.

El funcionario en una breve pero dura carta dirigida al presidente de México sostiene: “me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés”.

En una clara critica al presidente AMLO también comentó: “Discrepancias en materia económica hubo muchas. Algunas de ellas porque en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento. Estoy convencido de que toda la política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos es esta pueda tener y libre de todo extremismo, sea este de derecha o izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones no encontraron eco”,

No debe olvidarse que el director del IMSS renunció inconforme con las políticas de Urzua a quien consideraba el hombre fuerte de AMLO.

Tres cosas vienen a las que la opinión pública debe estar atenta: 1.- ¿quiénes son los personajes influyentes? 2.- Qué políticas públicas se tomaron de forma errónea 3.- Qué problemas económicos se encuentran atrás de este hecho y cómo van a afectar al país en los próximos meses?


De un momento a otro sabremos si Urzua renunció sin notificarle al presidente con anticipación, o bien si lo hizo sin previo aviso lo cual sería aún más grave. Este no es un asunto menor pues el nivel de la crisis del gabinete se puede apreciar por la manera de las renuncias. De forma correcta Urzua debía anunciar su renuncia con unos 15 días de anticipación para dar oportunidad al presidente de hacer el relevo en una de las áreas más sensibles del gobierno. Por el modo en que se presentó la renuncia parece que Urzua pretendía ahondar la crisis derivada de su relevo. Ya se verá.