Para enfrentar problemas, universidades son las mejores aliadas del gobierno: Alfredo Barrera

Toluca, Méx. – 18 de septiembre de 2019.  Las universidades son las mejores aliadas del Estado para dar solución a los problemas crecientes que enfrenta el país, aseguró el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Alfredo Barrera Baca.

Al participar en el Panel de Análisis y Discusión sobre Autonomía Universitaria y Gobierno Universitario, hizo referencia a las reformas al artículo tercero constitucional aprobadas recientemente. Es una reforma que permite el acceso universal a la educación superior y su gratuidad y todos debemos respaldar.

Al insistir en los efectos que la reforma al tercero constitucional tienen sobre la sociedad comentó: “Los universitarios sabemos que esos propósitos son de enorme relevancia para el país y confluyen con nuestra voluntad de formar a más profesionistas que contribuyan al progreso y bienestar de la nación, a formar más ciudadanos comprometidos con la democracia, solidarios con las grandes causas de la humanidad”.

“La autonomía, así como el libre examen y discusión de ideas a las que alude el artículo tercero constitucional, sirven, entre otros aspectos, para poner el conocimiento comprobado por métodos científicos al servicio de los mexicanos”, dijo. 

Por su parte, José Manuel Piña Gutiérrez, rector de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) , expresó que gracias a la autonomía, la Autónoma de Tabasco decide el modelo y método para formar estudiantes capaces y competitivos, así como generar conocimiento, que en la actualidad constituye la nueva riqueza de todas las naciones.

Indicó que en el contexto de la autonomía, el autogobierno constituye un punto nodal y democrático para que las universidades públicas puedan tomar decisiones en libertad y sin la intervención de agentes políticos o económicos.

Hugo Casanova Cardiel, director del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación de la Universidad Nacional Autónoma de México, también participó y señaló que la autonomía universitaria beneficia directamente a la sociedad, pues es una condición necesaria para que las instituciones educativas cumplan con su tarea ante los retos que enfrenta el país.

Permite, puntualizó, la generación de conocimiento, construye las carreras profesionales que se requieren, extiende los beneficios del saber hacia la población y es el espacio idóneo para promover la cultural y el arte.