Estado de México Legislatura Edoméx

LX legislatura modifica modo de elegir presidente de Tribunal Superior de Justicia

Toluca, México, 5 de diciembre.- Con el propósito de evitar coacción o intimidación en el ejercicio del voto de los magistrados mexiquenses, los diputados de la LX legislatura del Estado de México aprobaron una reforma de ley mediante la cual el sufragio para elegir presidente del Tribunal Superior de Justicia sea secreto.

La 60 Legislatura del Estado de México aprobó por unanimidad la iniciativa que reforma el artículo 40 de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de México.

De acuerdo con el artículo tercero transitorio esta reforma será aplicable a partir del proceso de renovación del presidente del Tribunal Superior de Justicia para el periodo 2020-2025 y subsecuentes.

La diputada Mónica Angélica Álvarez dio lectura al dictamen y dijo que con esta propuesta se propone que el voto para elegir al presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México sea secreto, como elemento esencial de la integridad que brinda a los votantes independencia de elegir según su voluntad eliminando cualquier intimidación o coacción hacia el votante.

Previamente, a propuesta del diputado Adrián Manuel Galicia Salceda (morena), el Pleno guardó un minuto de silencio en memoria del señor Luis Gutiérrez Candia, padre del diputado Nazario Gutiérrez Martínez, presidente de la Directiva de la Legislatura.

 Respecto a la reforma de ley se dijo que es consecuente con su práctica democrática en la elección de los órganos de representación política, en el proceso para acceder al poder público, de conformidad con el sufragio universal, libre, secreto y directo.

Asimismo, destaca que la propuesta legislativa es concordante con la forma de designación del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y de los titulares de los Poderes Judiciales de 18 entidades federativas.

Por lo tanto, señala que comparten la iniciativa de decreto pues consideran también que se aseguran las reglas de privacidad, se evita la intimidación y la coacción y se permite un ejercicio democrático pleno.

 La elección se llevará a cabo en la primera sesión que se celebre durante el mes de enero del año que corresponda, y el presidente del Tribunal durará en el cargo cinco años; al concluir este periodo deberá reintegrarse a la función jurisdiccional que le corresponda.

Lo anterior en virtud de que el artículo reformado establecía que “el presidente del Tribunal Superior de Justicia será electo por mayoría de votos en forma abierta o secreta, por los magistrados que integren el Pleno del propio Tribunal…”

Previo a la aprobación de la reforma, la diputada Beatriz García Villegas (morena) se pronunció porque la elección se lleve a cabo en sesión pública, bajo los principios de trasparencia y máxima publicidad, y el presidente del Tribunal sea electo por mayoría calificada, es decir, por las dos terceras partes de los magistrados