Educación Edoméx Estado de México

Investigador da consejos elementales, pero útiles para cuidar al enfermo de COVID-19

Toluca, Méx. – 06 de abril de 2020. Dado lo nuevo de la enfermedad COVID-19, es importante saber cómo se debe atender a un enfermo cuando se tiene en la casa. El jefe de investigación del Hospital Materno-Perinatal “Mónica Pretelini”, Hugo Mendieta Zerón, explica en palabras sencillas una serie de pasos que deben seguir los familiares, tanto para cuidar al enfermo como para cuidarse ellos mismos.

Respecto al enfermo comentó lo peor que puede hacer un enfermo, principalmente de la tercera edad, es estar acostado todo el tiempo, lo cual es un perjuicio agregado para el funcionamiento cardiaco, la circulación y el sistema gastrointestinal. Claro, el investigador aclaró que se parte del principio de que el enfermo fue enviado a su casa por no estar tan grave y quienes lo atendieron piensan que en un lapso de dos semanas estará dado de alta.

El también profesor e investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de México, Hugo Mendieta Zerón, sostuvo:

“La inactividad puede agudizar otros padecimientos asociados a la inmovilidad, así que, en la medida de lo posible, hay que estar activos, con la finalidad de evitar complicaciones fatales. También recordemos que la depresión puede presentarse por falta de exposición a la luz natural.”

Refirió que con la finalidad de reducir la posibilidad de infección en el mismo domicilio, las medidas que deben tomarse cuando se cuida un paciente con COVID-19 en casa son, de ser posible, el asilamiento en una recámara con baño propio y el uso exclusivo, por parte del enfermo, de platos y cubiertos o bien, desechables.

Debe mantenerse una sana distancia con el enfermo, quien al igual que el resto de la familia, debe usar cubrebocas, que aunque está demostrado que no protege totalmente, disminuye de forma importante el riesgo de contagio.

Precisó que cuando no sea posible designar una habitación y un baño de uso exclusivo para el paciente, deben fortalecerse las medidas de higiene y realizar la limpieza con una solución de agua y cloro.

Los virus son bastante susceptibles de ser destruido por lo cual el jabón simple, será suficiente lavar la ropa del enfermo. “Quizá es importante recomendar no agitar las prendas, con la finalidad de no diseminar los virus por la casa”.

 Y otro aspecto importante, si el cuidador sale de casa, no lleve al exterior la ropa con la que estuvo expuesto con el paciente.

Es recomendó, dijo, que paciente y familia tengan una adecuada hidratación y una alimentación variada y sana, que permita el fortalecimiento del sistema inmunológico, para lo cual es importante reducir la cantidad de grasas y aumentar el consumo de frutas y verduras.

Finalmente, Hugo Mendieta Zerón sugirió el uso del cubrebocas en lugares concurridos como el transporte público y mercados, además de lavar verduras y frutas, así como sanitizar o desechar empaques.