Estado de México

Fiscalía de Alfredo del Mazo, ineficaz para resolver asesinatos y violencia contra periodistas.

Toluca México 25 de Agosto.- Autoridades de la Fiscalía de Justicia del Gobierno del Estado de México, encabezado por el priista Alfredo del Mazo, hicieron una jugarreta a representantes de periodistas que intentaban entablar un diálogo para acceder a información en torno al avance de las investigaciones sobre denuncias presentadas por asesinatos, violencia y amenazas en contra trabajadores de la comunicación mexiquenses.

La jugarreta consiste en citarlos ante la Unidad de delitos cometidos contra periodistas y defensores de los Derechos Humanos y dejarlos plantados, para después informarles que la cita es en otro lugar. La pregunta es muy sencilla si una unidad especializada en delitos contra periodistas no recibe a los periodistas, entonces para qué sirve esa estructura.

Los periodistas, entre ellas la reportera Violeta Huerta, fueron designados para dialogar con las autoridades por un amplísimo grupo de reporteros y fotógrafos suscritos a un WhatsApp colectivo del gremio.

En dicho grupo digital decenas y decenas de periodistas se organizaron para protestar en contra de los asesinatos de colegas del gremio que no han sido resueltos. Las protestas se acrecentaron a raíz del secuestro exprés de que fue objeto en días pasados la colaborador de la Revista Proceso, Teresa Montaño. Los periodistas, además de organizar una marcha, también emitieron un comunicado en donde exigen al gobernador Alfredo del Mazo que ponga en marcha los mecanismos de protección al gremio periodístico aprobados por la Cámara de Diputados desde hace tiempo.

A raíz de las protestas, autoridades de la Fiscalía sugirieron que el día de hoy (25 de agosto) se organizara una reunión en la Unidad especializada para delitos contra periodistas. El objetivo de la reunión era recibir información en torno al avance de investigaciones sobre delitos cometidos contra periodistas. Sin embargo la autoridad canceló y ahora pretende reiniciar el diálogo en otra instancia.

Periodistas en la entrada de la fiscalía. No fueron recibidos luego de que la propia Autoridad los citara para darles información.