Educación Edoméx Estado de México

Especialista en pediatría de la UAEM habla sobre el COVID-19 y el regreso a clases de niños

Toluca, Méx. 06 de septiembre de 2021.– Amado López Arriaga, especialista en pediatría instó a no sentir preocupación por el retorno a las escuelas, pues las y los niños sanos tienen baja frecuencia de afectación y en caso de contagio, el cuadro clínico es modesto; no obstante, dijo, es importante identificar cuando los menores presentan alguna enfermedad, ya que vulnera su sistema inmunológico.

Aunque las probabilidades de contagio del virus SARS-CoV-2 en infantes menores de 10 años son reducidas, en este regreso a clases deben reforzarse las medidas sanitarias en centros escolares, así como promover el autocuidado y un buen estado de salud, afirmó el también académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM). 

El académico indicó que frente al registro o presunción de algún contagio de COVID-19, será importante atender protocolos que incluyan aislar al estudiantado del salón en el que se detectó el caso, sin caer en pánico. 

 Durante la plática virtual titulada, “Prevención de Covid-19 en la edad pediátrica” promovida por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEM y la Red Communitas América Latina, el médico señaló que es prioritario la enseñanza de medidas de prevención como el lavado adecuado de manos con agua y jabón, aplicación frecuente de gel antibacterial, el uso correcto de cubrebocas, preferentemente tricapa que pueda ser desechado diariamente.  

En tanto, las escuelas deben garantizar los insumos necesarios para la limpieza de manos de las y los estudiantes, evitar aglomeraciones y colocar filtros a la entrada para identificar en infantes posibles síntomas de afecciones respiratorias; asimismo, aplicar medidas de sana distancia, desinfección y limpieza de las áreas, así como la ventilación de espacios. 

 Amado López Arriaga concluyó que hasta el momento no existe evidencia de contagio vertical del virus SARS-CoV-2, es decir, de embarazadas al feto y tampoco a través de la leche materna por lo que exhortó a preservar la lactancia materna, aún cuando han sido diagnosticadas con la Covid-19.