Elecciones Estado de México Partidos

Enfrentamos un aparato que ha secuestrado a Morena: Paco Ignacio Taibo II

Al intervenir en el programa Diálogos en torno al Consejo nacional, Paco Ignacio Taibo hizo duras críticas a quienes han llevado al partido a la parálisis e hizo un llamado para que en Consejo se recupere al partido como una organización de bases de militantes de izquierda, cercano al pueblo y no a los sapos que provienen del PRI.

El foro, preparado por la Secretaría de Organización Nacional, está siendo transmitido por Redes Sociales y en el mismo participan consejeros nacionales de Morena. La moderación corre a cargo de John Ackerman. Estas son las palabras de Paco Ignacio. En esta misma página de Lector 24 podrás encontrar el video completo.

“No nos engañemos no estamos frente a un problema formal, sino a un político. Cuando uno recorre el país encuentra uno compañeros con ganas de cambiar y apoyar la Cuatro T. Pero también encontramos un aparato que ha secuestrado el partido.

“Morena se dedica a repartir empleos y dejó de ser un partido de la lucha para la lucha. La decadencia profunda comenzó hace tiempo. La primera terrible pregunta era qué queremos, cuál es la función de un partido que gana el gobierno. Y la respuesta es quedarse a dormir y dejar toda la iniciativa al presidente. El Partido se paralizó y dejó de preocuparse por la sociedad y por los problemas del pueblo.

“El Partido cedió toda la iniciativa a la presidencia y se dedicó a nadar de muertito. Un muertito horroroso, burocrático, sin iniciativa. El Partido es de izquierda con ciudadanos que quieren un cambio profundo y que tienen opinión sobre muchas cosas. Pero está paralizado y secuestrado por una dirección que lo único que hace es repartir empleos.

“En un principio Andrés abrió un frente amplio en el que se dio origen a muchas personas e ideologías. Estaba compuesto por ciudadanos con una militancia de 30 años sin pandearse en ningún momento.

“En las bases somos de izquierda, pero cuando miras a las alturas quien sabe qué partido tenemos. Y el proceso se agudiza profundamente en las últimas elecciones. El proceso de selección de candidatos tiene dos defectos:

“El primero es que sean las encuestas las que definen los candidatos. Son encuestas de popularidad no de ideología, no de programa, no de proyecto. De cuando acá vamos a dejar que el panista sea un factor de opinión. De cuando acá las encuestas reflejan la opinión de la militancia. Son los candidatos del partido y no de las estrellas de la televisión.

“Y de repente aparecen candidatos surgidos de los nebulosos narcomarcianos salinistas, acusados de machismo, violación de derechos humanos. Y aparecen porque tienen un margen de popularidad y se le secuestra al partido la posibilidad de elegir.

El concepto ganar se modificó y ahora llevamos al poder a sapos de notable envergadura. Llegaron priistas y panistas que se corrompen en 24 horas. Son sapos que si les das dos besos ingresan a morena.

“Todo esto viene con un desapego de parte de Morena de las luchas sociales. Morena no es capaz de decir quién son los charros de tal o cual lugar. No hay opinión.

“Necesitamos a un Morena que sea el ala izquierda de la sociedad. La sumisión no es una virtud partidaria, es un defecto profundo, moral. El gran problema es restituir a Morena su espacio a la sociedad. Miremos al pueblo y dejemos de mirar a los funcionarios.

“Necesitamos un partido que tenga una intervención en el debate inmediato. El partido está secuestrado y al rato lo venden por 17 cacahuates. Se van a presentar casos claves en las elecciones en donde siguen apareciendo priistas que son cínicos. Han llegado al senado gente de ultraderecha a partir de Morena.

“El Consejo Nacional es la clave pues es la única institución no secuestrada. Tengo graves pleitos con la política de aislamiento de los dirigentes. Estamos llenos de sapos.

“No podemos dejar a personas dispuestas a traicionar a Morena en 5 minutos y clavarte el cuchillo por la espalda.

“Tenemos que volver a los principios, a la mentalidad de un partido de izquierda. Hoy por hoy Morena no sirve. Debemos recentrar al partido y decirnos a dónde vamos y qué queremos. Deben terminarse las trabas del partido. Necesitamos un Consejo y un Congreso en donde opine la mayoría. Para resolver qué pensamos de las encuestas, que pensamos de los temas sociales, de los temas económicos. Debemos tener un partido que piensa, y si alguien piensa no lo dice. Los nadadores de a muertito no piensan.

“El Consejo es clave. Nos las jugamos. Más nos vale que en el aparato partidario le comencemos a dar vida al partido y el Consejo es el arranque. Debe definir ahí cómo hacer la afiliación. Debemos tomar las decisiones nosotros y no al gerente del INE. Debemos volver a tomar el partido en nuestras manos. Debe hacerse una Morena de los morenistas de buena voluntad, con pruebas, con trayectorias. Para devolver a Morena lo que es se debe emprender una batalla política. Comparto la indignación de decenas de miles de morenistas. Es nuestro partido, no el de burócratas, de nadadores de muertito. Quitémosle el salario a los funcionarios de todo el país y pregúntese cuántos se quedan. Morena no representa la voluntad de izquierda de sus bases.