Citizens Lab: Ricardo Anaya también fue objetivo de espionaje

Citizens Lab, laboratorio interdisciplinario basado en la Universidad de Toronto, confirmó el día de hoy que el software Pegasus también se dirigió en contra de 3 políticos panistas de alto nivel, entre ellos el dirigente nacional Ricardo Anaya.

Por su parte, el dirigente nacional del PAN Ricardo Anaya Cortés, al condenar de nueva cuenta el espionaje ilegal en contra de activistas y periodistas, enfatizó que dichas prácticas son un delito grave, que se castiga con cárcel, así como una violación a los derechos humanos.

“Es inaceptable que el teléfono de integrantes del PAN, haya pretendido ser infectado por un programa cuya licencia sólo puede adquirir el gobierno para combatir la delincuencia organizada”, lamentó.

Además de Ricardo Anaya, Citizens Lab afirma que el senador panista Roberto Gil Zuarth y Fernando Rodríguez Doval, secretario de prensa del PAN fueron también blancos de intento de espionaje.

Tras la publicación de una investigación del periódico The New York Times sobre el espionaje a diversos activistas y periodistas mexicanos a través del software Pegasus, desarrollado por la empresa NSO, Ricardo Anaya denunció ante los medios de comunicación, el pasado 21 de junio, que diferentes miembros del partido, incluido él, recibieron mensajes con los mismos patrones.

Asimismo, informó que se solicitaría el apoyo de la organización R3D (Red en la defensa de los derechos digitales) para que realizara el peritaje correspondiente, en coordinación con Citizen Lab, lo cual ya ocurrió y confirmó el intento de espionaje. Las conclusiones del análisis están disponibles en la página de Citizen Lab.

“Que el gobierno espíe, invadiendo la intimidad de las personas en esta magnitud, es absolutamente inaceptable. Insistimos: llevaremos este caso hasta las últimas consecuencias. No vamos a descansar hasta que los responsables renuncien a sus cargos, sean procesados y encarcelados”, concluyó.

No se olvidará el tema del espionaje: Ricardo Anaya

Se debe separar del cargo inmediatamente a los autores de los espionajes ilegales y ponerlos a disposición de las autoridades, exigió el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés.

Asimismo, exigió que se cancele el espionaje que esté en curso y que no haya sido autorizado por un juez federal, como lo establece la Constitución mexicana.

“Exigimos al gobierno federal emprender acciones contundentes para frenar este grave delito, del que han sido blanco activistas, periodistas y políticos. Reiteramos que en el PAN ya estamos explorando a qué instancias internacionales recurriremos para denunciar este asunto”, enfatizó.

Ricardo Anaya recordó que la condena y rechazo al espionaje ilegal se ha dado de forma unánime por toda la sociedad, excepto por el gobierno federal, el cual ha minimizado el problema.

Explicó que el espionaje que se lleva a cabo a través del programa Pegasus, que vende la empresa NSO, exclusivamente a los gobiernos de los países, no es un espionaje convencional, sino uno muy sofisticado.

Anaya Cortés recordó que la organización R3D (Red en la defensa de los derechos digitales), en coordinación con Citizen Lab (un instituto asociado a la universidad de Toronto, en Canadá), confirmó que los mensajes recibidos por decenas de periodistas y activistas corresponden a dominios vinculados a servidores de la empresa NSO, desarrolladora y vendedora del malware denominado Pegasus.

Embed from Getty Images

Ricardo Anaya insistió en la comparecencia ante el Congreso de la Unión de los titulares de la Secretaría de Gobernación, del CISEN y de la PGR, para que expliquen qué agencias del gobierno mexicano han adquirido, directa o indirectamente licencias para utilizar Malware de vigilancia como Pegasus de NSO o similares.

“Lo quiero volver a decir con contundencia: no vamos a descansar hasta que se llegue hasta las últimas consecuencias en este tema tan delicado. Se equivocan quienes apuestan a que con el paso de los días, el tema se vaya olvidando. De ninguna manera se puede minimizar lo ocurrido ni mucho menos quedar en la impunidad”, concluyó.