Descubre UNAM nuevo pegamento para brackets, menos molesto, más sano

Por Eduardo Piña

Ciudad de México 23 de Marzo. Con el objetivo de evitar que el pegamento de los brackets lesione el diente cuando se retira, investigadores de la UNAM desarrollaron un nuevo adhesivo cuyo nombre es un poco complicado de decir pero vale la pena citarlo: Trimetilolpropano Trimetacrilato o TMPTMA que se encuentra en proceso de patente.

Los investigadores de la Facultad de Odontología descubrieron que los pegamentos tradicionales llegan a dañar el esmalte pues los pacientes los llegan a usar hasta dos años. Con este nuevo procedimiento, dicen, se ha demostrado que se daña menos el esmalte, sobre todo al momento de retirar el bracket.

800x300 brackets UNAM

Eira López Palacios, Gabriel Sáez Espínola (tutor del proyecto) y Carlos Álvarez (asesor) son los doctores en ciencias odontológicas y doctor en química, respectivamente, que se encuentran al frente de la investigación en el desarrollo de este innovador adhesivo, el cual está conformado en un 99 por ciento por un polímero completamente diferente al que se utiliza en la fabricación de los ya comerciales.

“En algunas ocasiones los pacientes pueden llegar a referir que después del tratamiento de ortodoncia presentan sensibilidad en los dientes, y esto se puede deber a que en el momento de desprender los aparatos se fractura el esmalte, entonces asegurar que el adhesivo quede unido a los dientes hace mucho más sencillo retirar los residuos con un instrumento rotatorio de baja velocidad y así garantizamos que el esmalte del paciente quede íntegro”, menciona López Palacios.

pegamento brackets UNAM

La investigación que comenzó en el año 2006 cuando la doctora Eira López se encontraba realizando sus estudios en la especialidad en ortodoncia, y con el antecedente ya mencionado, fue motivo para buscar un nuevo material con el cual se pudiera desarrollar un adhesivo que estuviera libre de BisGMA, pero lo más importante, que fuera un componente lo menos tóxico posible y a su vez pudiera ser mezclado con materiales de relleno para obtener pastas adhesivas que funcionen en la boca con un factor nulo de posibles padecimientos secundarios.

Tras nueve años de investigación y la realización de diversas pruebas se determina utilizar el monómero de Trimetilolpropano Trimetacrilato para realizar el nuevo adhesivo.

Con el apoyo de su tutor, el doctor Gabriel Sáez Espínola, la doctora Elva Leiva y el director de la Facultad de Odontología, el maestro José Arturo Fernández Pedrero, lograron que pudiera tomar clases en la Facultad de Química, en el Instituto de Investigaciones en Materiales (IIM) y en el Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (Ccadet), y así pudiera adquirir los conocimientos necesarios para realizar los procedimientos de formulación y realizar mezclas de ácido para comenzar a hacer pruebas.

DOCTORA EIRA LOPEZ Y DOCTOR SAEZ

El doctor Sáez Espínola diseñó un aparato que pudiera medir la tensión superficial de los materiales empleados y su ángulo de contacto, el cual se define como el ángulo que forma un líquido al entrar en contacto con una superficie plana, de esta forma se puede saber, en el caso del adhesivo, el grado de dispersión, mojabilidad y adhesión en el diente.

El instrumento que desarrolla el investigador, además de lograr acortar los tiempos de investigación y poder transportarlo a otros lugares, es un aparato de bajo costo, simple y confiable, ya que al realizar pruebas para saber su efectividad los resultados fueron comparables con equipos que son mucho más sofisticados.

El conjunto de los estudios realizados por los especialistas da como resultado en el año 2013 un primer adhesivo, logrando tiempo después desarrollar una pasta con la que se ha podido obtener un sistema adhesivo adicional de un solo paso, el cual ayuda a que el ortodoncista pueda realizar de manera más rápida y eficiente la colocación de brackets.

Jóvenes desarrollan láminas para casa habitación a partir del plátano

Por Eduardo Piña

Ciudad de México. 17 de marzo de 2016 (A.I. Conacyt).- LAMBIO es el nombre del proyecto de estudiantes del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos de Tabasco (Cecyte) plantel número 6, el cual consiste en la elaboración de láminas para casa habitación hechas a partir de la fibra del tallo de la planta de plátano, las cuales son cien por ciento biodegradables y ofrecen mejores beneficios que las que existen en el mercado.

banner laminas casa base platano

El proceso para producir estas láminas consiste en recolectar la materia prima (tallo de planta de plátano) para realizar una limpieza y, posteriormente, pasar por un proceso de troceado y molienda para obtener la fibra de esta planta, la cual es mezclada con resinas orgánicas para obtener una masa que después es colocada en moldes para terminar en un proceso de secado.

Julio César Méndez Ramos, Juliana Jiménez Cruz y Elías Ramos Rodríguez son los nombres de los jóvenes tabasqueños del poblado Ignacio Gutiérrez Gómez, del municipio de Cárdenas, que en conjunto con su asesor, el ingeniero Rafael Cruz Cruz, han desarrollado estas láminas las cuales, afirman, no presentan un factor de riesgo para la salud al estar hechas con materiales orgánicos, a diferencia de lo que se ha descubierto con las láminas hechas a partir del asbesto que presenta agentes cancerígenos.

Agregan que, en comparación con las láminas galvanizadas, no conducen electricidad y al estar hachas con fibra natural poseen la propiedad de ser térmicas, de esta forma no permiten que una habitación se caliente tan rápido en tiempos de sol, y al haber frío la mantiene cálida; además no generan el crecimiento de hongos o bacterias y su costo es 25 por ciento más económico que las presentes en el mercado.

Detallan que al terminar su periodo de vida, que es aproximadamente de 10 a 15 años, estas láminas pueden ser trituradas e integrarse nuevamente a la tierra como abono.

Cómo surge la idea

estudiantes lambio01Los jóvenes, que actualmente cursan su bachillerato con especialidad técnica en producción de alimentos, cuentan que la idea surgió en un salón de clases al estar tomando la materia llamada Procesos de frutas y hortalizas, en la cual el profesor les platicó que de la planta de plátano solo se utiliza 12 por ciento del producto, el 88 por ciento restante, que consiste en las hojas, tallo y raíces, es desechado.

Ahí surgió la curiosidad de los jóvenes, que en aquel entonces contaban con quince años de edad, decidiendo formar un equipo de investigación para explorar y saber qué se podía realizar con los desechos de esta planta, elaborando prácticas, hasta que llegaron a extraer la fibra del tallo.

“Fue ahí cuando comenzaron las ideas, ya que descubrimos que la fibra es muy flexible y podía ser utilizada para emplearse para muchas cosas, no solo para láminas sino para otros materiales, pues cuenta con capacidades similares a las de comprimidos de madera, fue así que también empezamos a realizar sillas y mesas”, expusieron.

Con el proyecto LAMBIO los jóvenes buscan dar un segundo uso al tallo de la planta de plátano que, de acuerdo con las investigaciones que han realizado, es considerado un desecho que genera 545 mil toneladas cada ocho meses en el estado de Tabasco —que es el segundo productor de este fruto en el país— y al emplearlo en el uso de láminas biodegradables u otros materiales se convierte en una alternativa para disminuir la deforestación, ya que con este material también se pueden realizar muebles, evitando también la proliferación de fauna nociva.

Triunfando en Taiwán

LAMBIO es un proyecto que lleva dos años y medio de investigación, ha sido ganador en diferentes competencias como ExpoCiencias 2015 y recientemente segundo lugar en la Feria de Ciencias Internacional de Taiwán 2016 al competir con 20 similares en la categoría Ciencias de la Tierra, siendo el único representante latinoamericano en dicho certamen.

Para los jóvenes tabasqueños, que ahora cuentan con diecisiete años de edad, la experiencia de competir y poner el nombre de México en alto al ganar el segundo lugar es un gran orgullo, además de que les dio la oportunidad de conocer otro país y diversas culturas.

Durante dicha gesta fueron seleccionados para presentar su proyecto en la Feria Internacional de Ciencia que se lleva a cabo en Túnez del 12 al 20 de marzo de 2016.

Los integrantes del equipo mencionan que los planes para este proyecto (LAMBIO) es poder tener acercamiento con alguna institución o buscar un financiamiento para crear una empresa que no genere recursos monetarios solamente para ellos, sino también para la comunidad rural en que viven.

Desarrollan polímeros con fibra de agave

Por Felipe Sánchez 

Saltillo, Coahuila. 17 de marzo de 2016 (A.I. Conacyt).- El Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA) desarrolla materiales poliméricos microcelulares sustentables (plásticos espumados), a partir de poliolefinas y fibra de agave con aplicaciones en la industria automotriz y/o aeronáutica de México.

banner polimeros de agave

“Este proyecto consiste en incorporar adecuadamente la fibra de agave en diferentes polímeros, para lo cual se utilizó tecnología de plasma para modificar la superficie de la fibra y poder incorporarla a los polímeros que se están utilizando en diversas aplicaciones industriales”, explicó el doctor Florentino Soriano Corral, investigador titular del CIQA.

De acuerdo con información técnica de esta investigación, el desarrollo de nuevas tecnologías para la elaboración de polímeros microcelulares sustentables a base de fibras naturales surge como consecuencia de factores técnicos, ecológicos y económicos, como la alta disponibilidad de las fibras, el origen biológico, la biodegradabilidad, el incremento al valor de los subproductos agrícolas, en este caso las fibras naturales, y el bajo costo.

Respecto a la innovación de este proyecto, el doctor José Francisco Hernández Gámez, catedrático Conacyt en el CIQA, detalló: “La innovación de este tipo de materiales radica en la modificación a través de plasma en las fibras de agave y su incorporación a este tipo de materiales. Lo que difiere en este tratamiento con respecto a otros, es una mayor compatibilidad con las matrices termoplásticas, de tal manera que se incrementan las propiedades tanto físicas como mecánicas de los materiales microcelulares”.

florentino soriano francisco hernandez ciqa01
Florentino Soriano y Francisco Hernández.

Este desarrollo presenta diversas aplicaciones, principalmente para el sector automotriz y aeronáutico, en los cuales existe la necesidad de aligerar los vehículos y sus componentes a partir de materiales microcelulares. Sobre esto, el doctor Soriano Corral comentó: “La mayoría de la gente conoce lo que son las hojas de espuma (foamy), pero de distinta formulación, de igual manera se puede ver en el sector de calzado en sandalias espumadas fabricadas a partir de materiales espumados. Sin embargo, debido al bajo peso y a las propiedades que este material presenta, como distinta densidad y resistencia a la compresión, aislamiento acústico, eléctrico y térmico, se pueden aplicar, fundamentalmente, en la industria automotriz y aeronáutica”.

De acuerdo con el investigador, entre las diversas partes automotrices en que se pueden aplicar estos materiales se pueden mencionar bajo alfombra, bajo cielo y/o sobre cielo, descansabrazos, sellos de espejos laterales, aislante acústico y térmico, entre otras.

Según la información técnica del proyecto y los investigadores, generalmente este tipo de materiales es importado, lo que incrementa el costo debido al volumen. El costo de un polímero celular se puede incrementar hasta 200 por ciento si es importado, debido a los aranceles y a la transportación.

Al hablar de la importancia de esta investigación, el doctor Hernández Gámez destacó que el desarrollo de este tipo de materiales promueve el desarrollo tecnológico, generación de empleos y vinculación con la industria. Sobre el futuro y continuación del proyecto, declaró: “El siguiente paso es ir más allá en la tecnología, deseamos llevar este desarrollo a una escala piloto e industrial para obtenerlo de una forma continua, es decir, incorporar la fibra y obtener las placas espumadas a través de un proceso en continuo”.

Control biológico mediante bacterias

Por Felipe Sánchez

Saltillo, Coahuila. 17 de marzo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- El Departamento de Parasitología de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN), campus Saltillo, realiza estudios de control biológico de la marchitez de plantas causada por hongos, utilizando bacterias promotoras de crecimiento.

banner bacillus subtilis
Bacillus subtilis. Fuente: Wikimedia Commons.

“El objetivo final es un aumento en la producción buscando un equilibrio con el medio ambiente y lograr un control de enfermedades de patógenos de la raíz”, comentó el doctor Francisco Daniel Hernández Castillo, profesor investigador del Departamento de Parasitología de la UAAAN.

marchitez raizDe acuerdo con el resumen técnico del proyecto, uno de los principales objetivos es aislar e identificar por técnicas bioquímicas y moleculares bacterias del género Bacillus de diferentes estados de la República Mexicana (Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Nayarit, Guerrero, entre otros) con potencial de control de enfermedades causadas por Fusarium, Rhizoctonia, Phytophthora y otros hongos de suelo que ocasionan pudrición de la raíz.

Al cuestionarle sobre el desarrollo de su trabajo, el investigador detalló: “Durante la investigación se obtuvo un cepario de organismos benéficos, se hizo la evaluación, una preselección y finalmente nos quedamos con algunos que tuvieran mayor efecto limitorio (contra hongos). Pero con base en la literatura y por diversas fuentes, también sabíamos que algunos de estos microorganismos benéficos podían inducir promoción de crecimiento de la planta”.

A raíz de esto, otro de los objetivos principales del proyecto, según el resumen técnico, consistió en analizar en condiciones de invernadero y campo el efecto de tres cepas bacterianas del género Bacillus (B. amyloliquefaciens, B. licheniformis y B. subtilis), como agentes de biocontrol contra la marchitez o secadera de plantas en el cultivo de chile, melón, papa y tomate, y determinar sus efectos en el crecimiento y rendimiento de los cultivos.

En relación con el control biológico de la marchitez de plantas causada por hongos, el resumen técnico determina que “de manera general se ha observado en los diversos ensayos in vitro que las bacterias del genero Bacillus inhiben alrededor de 50 por ciento del crecimiento micelial de los hongos señalados”.

Francisco Daniel Hernandez Castillo 02Respecto al uso de bacterias para promover el crecimiento, la investigación arrojó como resultado destacado que “el efecto promotor de producción de materia seca de raíz fue notablemente superior con la aplicación de cepas nativas de Bacillus, en comparación con el tratamiento químico y el testigo absoluto (selección de un grupo de unidades experimentales al que no se aplica tratamiento especial con el fin de comparar los resultados con los otros tratamientos), alcanzando valores superiores a 200 por ciento más de biomasa radicular; la altura de planta se incrementa 28 y 35 por ciento y el rendimiento en valores es superior a 60 y 200 por ciento, respectivamente, en relación con el tratamiento químico y el testigo absoluto”.

Sobre el futuro de la investigación, el doctor Hernández Castillo comentó: “Pienso que es el futuro del manejo de las enfermedades, el equilibrio en la búsqueda de un control eficiente de las enfermedades e incremento en la producción sin deterioro ambiental”. Añadió que actualmente la UAAAN se encuentra en pláticas

Crearán especialidad en gestión aeroportuaria

Por Israel Pérez 

Santiago de Querétaro, Querétaro. 17 de marzo de 2016 (A.I. Conacyt).- Ante el crecimiento de la industria aeronáutica a nivel nacional y los vacíos de especialización que existen en el ramo, la Universidad Aeronáutica en Querétaro (Unaq), a través de su área de posgrado, proyecta la especialidad en gestión aeroportuaria.

banner gestion aeroportuaria UAQ La profesora investigadora de la Unaq, Catya Zúñiga Alcaraz, explicó que esta iniciativa surgió como fruto de las líneas de investigación de la Red Temática Nacional de Aeronáutica (RTNA).

“En los trabajos realizados en la red temática, que es auspiciada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), observamos la necesidad de empezar a unir esfuerzos. Para este proyecto hemos estado trabajando con especialistas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como de los estados de Nuevo León, Sinaloa y Baja California. Los trabajos en redes, como la RTNA, resultan muy positivos porque a partir de ellos se dan espacios de colaboración entre nosotros”, aseguró.

Zúñiga Alcaraz abundó que el objetivo de la especialidad en gestión aeroportuaria es cubrir la necesidad de personal especializado en esta área del conocimiento, tanto en México como en América Latina, lo que empuja a los interesados a desplazarse a los Estados Unidos o Europa para adquirir esa capacitación.

“México, como ya se sabe, está muy centrado en la manufactura aeronáutica y, hay que decirlo, somos muy reconocidos a nivel mundial. Sin embargo, la especialización en tráfico aéreo y de pasajeros, sobre todo internacional, es algo que todavía está pendiente. Hay que identificar que el tráfico aéreo nacional crece a razón de 3.5 por ciento y el internacional 6.9 por ciento anual y que, por ejemplo, en el 2014, se movieron 60 millones de pasajeros y 600 mil toneladas de carga en los aeropuertos mexicanos; por si fuera poco, está en marcha el proyecto del nuevo aeropuerto internacional para la Ciudad de México. Todo esto nos obliga a conocer más el trabajo de gestión y a responder a las necesidades crecientes del sector”, puntualizó.

Por ello, dijo, esta especialidad tiene como objetivo fundamental generar profesionales con las habilidades requeridas para desarrollarse en diferentes áreas de la industria aeroportuaria, incluidos los servicios para aerolíneas, aviación civil, proveedores de servicios y el sector manufacturero.

“Este máster está pensado para brindar una formación a todo el personal que tiene experiencia en la industria aeronáutica; puede ser para gente que esté en aeropuertos, aerolíneas —que laboran en sectores como control de tránsito aéreo—, servicios auxiliares u oficinas gubernamentales; cualquier persona que tenga cabida en el sector y todas las empresas relacionadas con los aeropuertos son a las que nos queremos enfocar”, destacó.

Especialización de altura

Catya Zuniga Alcaraz 01La profesora investigadora de posgrado de la Unaq indicó que se están realizando los trabajos de gestión para que en esta especialidad participen instituciones extranjeras que ya han manifestado interés en colaborar, como lo son la École nationale de l’aviation civile (ENAC), de Francia, y el Departamento de Aviación Civil de la Amsterdam University of Applied Sciences, de Holanda.

“Sabemos que ellos tienen mucha experiencia, la infraestructura y los profesores; es muy difícil encontrar profesorado tan especializado como ellos, entonces la idea es aprovechar su experiencia para formar a las nuevas generaciones, y por ello también se firmó un convenio con otras diferentes universidades del mundo, como la University of Zilina, de Eslovaquia; la VIVES University College, de Bélgica; la Purdue University, de Estados Unidos, y la IUBH School of Business and Management, de Alemania, entre otras”, enunció.

Catya Zúñiga Alcaraz puntualizó que este máster tendrá una duración de un año 8 meses, divididos en 10 módulos cuatrimestrales con dos salidas paralelas, para que tanto los interesados con licenciatura como los que tienen conocimientos técnicos puedan tener la oportunidad de especializarse, ya sea en una maestría o un diplomado.

“Hay gente que labora actualmente en la industria del transporte aéreo de México y que no cuenta con una licenciatura, muchos son técnicos que están haciendo la labor y que tienen gran experiencia, esa gente necesita capacitarse también. La idea es darles herramientas cuantitativas, de investigación, operaciones, estadística, simulación y ciertas técnicas que puedan utilizar para analizar los problemas que se les presentan”, finalizó.

Científicos de Querétaro desarrollan pintura autolimpiable

Por Israel Pérez

Santiago de Querétaro, Querétaro. 16 de marzo de 2016 (A.I. Conacyt).- Con la finalidad de proteger superficies de casas habitación, edificios o monumentos históricos, así como evitar la entrada de agentes patógenos a las viviendas aprovechando la energía solar, investigadores de la carrera de nanotecnología de la pintura autolimpiableUniversidad Autónoma de Querétaro (UAQ) diseñaron un recubrimiento autolimpiable a base de componentes nanoestructurados.

La profesora investigadora del área de Nanotecnología de la UAQ, Karen Esquivel Escalante, explicó que se trata de un recubrimiento parecido a una pintura que, por efecto de la luz solar y la humedad del ambiente, va limpiando de manera eventual cualquier mancha que se encuentra adherida en una superficie, que puede ser porosa o lisa, piedra natural, cemento o mortero.

“En este proyecto trabajan también los profesores investigadores Eduardo Arturo Elizalde Peña y Carlos Guzmán Martínez, todos nosotros de la carrera de nanotecnología de la Facultad de Ingeniería de la UAQ. Este recubrimiento es un material nanoestructurado que se sintetiza en el laboratorio a base de dióxido de titanio (TiO2) y se modifica con diferentes metales para darle una tonalidad específica —si el cliente lo quisiera—, y conforme se va modificando, cambiamos sus propiedades para que se active con la luz del sol”, destacó.

Beneficios para la salud y medio ambiente

Esquivel Escalante puntualizó que este recubrimiento autolimpiable ofrece también una barrera de protección contra agentes patógenos que se encuentran en el medio ambiente, lo que permitiría mejorar las condiciones de la calidad del aire dentro de los hogares, en especial, cuando existen entre sus habitantes problemas respiratorios o personas que son propensas a infecciones.

karen esquivel y eduardo elizaldeKaren Esquivel y Eduardo Elizalde. “Este recubrimiento autolimpiable ofrece, además de la eliminación de cualquier mancha generada por la contaminación o el vandalismo, una protección contra microorganismos que se llegaran a pegar en las superficies; estamos hablando de microorganismos patógenos, virus como el de la gripe, coliformes o incluso fecales. Algo que hay que destacar también es que este recubrimiento puede ser aplicado en superficies ubicadas en zonas donde existe una gran concentración de humedad, en las que se llega a generar moho y algas en las paredes”, abundó.

Por su parte, el profesor investigador de nanotecnología de la UAQ, Eduardo Arturo Elizalde Peña, destacó que otro de los objetivos del diseño de este recubrimiento fue contribuir a la estética de las construcciones en las ciudades, por lo que se trabaja en superficies que históricamente han sido utilizadas en las construcciones no solo de edificios o casas habitación, sino también monumentos históricos que por cuestiones climatológicas o de la contaminación —principalmente el esmog que producen los automóviles—, suelen ser afectados.

“Actualmente trabajamos con cantera rosa, que es la que se trabaja en esta región y que suele mancharse mucho porque, dadas sus características, suele absorber manchas orgánicas. Casi todos los contaminantes son de naturaleza orgánica, entonces el recubrimiento lo que hace es eliminarlos, los va degradando, los deshace y los residuos ya no se quedan ahí. Básicamente lo que hace es ir quitando las propias manchas a través de los efectos del sol, que además es una energía que no nos cuesta. Este recubrimiento no se desprende, se puede tocar y no deja residuos. Es también para mantener la estética de las construcciones, el esmog que generan los autos también mancha, pero con este recubrimiento se van limpiando eventualmente”, finalizó.

Laboratorio de Internet de las Cosas

Por Érika Rodríguez

Zacatecas, Zacatecas. 16 de marzo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- El Consejo Zacatecano de Ciencia, Tecnología e Innovación (Cozcyt) inauguró recientemente el Laboratorio de Internet de las Cosas, ubicado en el recinto del Laboratorio de Software Libre (Labsol). En el acto de inauguración participaron la doctora Gema Mercado Sánchez y el maestro Jesús Palomino Echartea, directores generales del Cozcyt y del Centro de Diseño de Intel Guadalajara, respectivamente.

800x300 laboratorio internetEn entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Jesús Palomino Echartea describió el Laboratorio de Internet de las Cosas como un espacio de innovación, colaboración y desarrollo profesional en materia de tecnologías de la información y comunicación.

Corte de liston 16 2“Se podría decir que internet de las cosas es una ola que está creciendo y se espera que en los próximos cinco años habrá cerca de 50 mil millones de cosas conectadas. Si se compara con la cantidad de seres humanos que habitamos la Tierra, se promedia a cinco o más cosas conectadas por persona. ¿Y qué harán esas cosas conectadas? Nos darán valor, que puede ser tanto social como económico”, describió.

En dicho evento también estuvieron presentes el maestro Gerardo Alberto Mejía Pérez, rector del Centro Universitario del Norte (Cunorte) de la Benemérita Universidad de Guadalajara (UDG); el licenciado Esteban Ugarte, coordinador de la Unidad de Planeación del gobierno del estado de Zacatecas; el ingeniero Ramón Morales Ávalos, director de Innovación y Ecosistema Intel; la maestra Patricia del Carmen Bernal, directora del Instituto Tecnológico Superior de Loreto, Zacatecas (ITSL); el licenciado José Manuel Peña, subsecretario de Educación Media Superior del estado de Zacatecas; el ingeniero Manuel Haro Márquez, coordinador de Labsol, y la doctora Érika Marcela Venegas Badillo, rectora de la Universidad Politécnica de Zacatecas (UPZ).

“Se requiere de capacidad innovadora para estar enfrentando toda la información que crece permanentemente para que las instituciones, dependencias y academias puedan estar a la altura manteniendo ese paso de modernización (…) La posición del Cozcyt es seguir ensanchando sus puertas tanto para las alianzas estratégicas con las universidades e instituciones educativas y usuarios como empresas con quienes se tienen vínculos de desarrollo”, declaró la doctora Gema Mercado durante la ceremonia de inauguración.

Smart buildings 1Por su parte, el maestro Gerardo Alberto Mejía Pérez, rector de Cunorte, describió la tecnología como un eje importante en el quehacer académico, siendo la colaboración la más importante estrategia para el desarrollo tecnológico y crecimiento educativo en instituciones académicas, con el arranque del Laboratorio de Internet de las Cosas como el inicio de grandes proyectos de emprendimiento que permitirán el desarrollo profesional de estudiantes y egresados.

Al finalizar la inauguración fue llevada a cabo por parte de ingenieros y estudiantes practicantes en Labsol la exposición del equipo tecnológico con que contará el Laboratorio de Internet de las Cosas, incluyendo usos, aplicaciones y desarrollo de proyectos.

¿Qué es internet de las cosas?

internet cosas 16El maestro Jesús Palomino explicó que con el transcurso del tiempo, el uso de Internet no se limita a las computadoras o celulares, sino que eventualmente hay dispositivos cotidianos que podrán conectarse, con la finalidad de dar valor al usuario.

Por ejemplo, ¿qué función tendría conectar un refrigerador a Internet? Te puede proporcionar información que permita al usuario optimizar su gasto en alimentos, al dar aviso sobre cuánto tiempo tiene la leche almacenada ahí, o indicar cuando se haya terminado un alimento, o de acuerdo con los ingredientes que tienes, proponer algún platillo para cocinar. Entonces tendrá un impacto tanto económico como social, para un individuo o una empresa.

Al respecto, agregó: “Nosotros estamos desarrollando los elementos que se usen para precisamente los emprendedores, los innovadores lo identifiquen en cómo se va a utilizar y creo que los países emergentes como México tienen esa gran oportunidad de identificar cómo lo usarías para dar valor a nuestras comunidades”.

Diseñan robot sembrador de maíz

Por Dioreleytte Valis

Juchitán de Zaragoza, Oaxaca. 16 de marzo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Estudiantes de ingeniería en sistemas computacionales del Instituto de Estudios Superiores del Istmo de Tehuantepec (IESIT) diseñaron y fabricaron un robot sembrador de maíz que se controla vía Bluetooth desde un teléfono inteligente.

banner robot sembrador maiz
El prototipo se desarrolló casi en su totalidad a partir de piezas recicladas y genera un producto de bajo costo, cumpliendo así con uno de los objetivos del proyecto.

Dalí López López y Angello Ignacio Hernández, estudiantes del octavo semestre de ingeniería en sistemas computacionales, iniciaron la construcción del robot Biidxi Cubi (Semilla Nueva) tres meses antes del concurso. Utilizaron piezas como el gabinete de una PC en desuso, motores de carros eléctricos, la puerta dañada de un mueble, plásticos desechados, componentes electrónicos y un dispositivo Bluetooth.

robot sembrador maiz01“Es un prototipo de bajo costo capaz de realizar una de las tareas más pesadas que tienen los agricultores hoy en día en el proceso de siembra. Su función principal es la creación de surcos en las parcelas, trabajo que normalmente hace un animal de carga, y de inmediato arroja semillas de maíz a estos para completar el proceso”, explicó detalladamente Dalí López.

El robot es controlado a través de un dispositivo Bluetooth, cuyas órdenes de trabajo se envían desde una aplicación móvil instalada en cualquier dispositivo portátil con sistema operativo Android. La función básica de la aplicación es controlar los movimientos que realiza el motor.

“Al trabajar en el diseño del robot, conocimos el proceso de siembra y motivos que propician el abandono del campo en esta localidad, además aprendimos a trabajar con motores de mayor potencia. Como estudiantes de ingeniería tenemos la responsabilidad de innovar y crear, para ello aprenderemos nuevas tecnologías que nos permitan agregar más funciones”, agregó Angello Ignacio.

Los estudiantes creadores del robot participarán en el evento tecnológico realizado por la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Solacyt) a nivel nacional en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, del 17 al 20 de abril. Para la presentación en esta categoría, los jóvenes realizarán mejoras en el prototipo del robot sembrador, pues pretenden su desarrollo de forma industrial lo que facilitará la producción en el campo. Finalmente, manifestaron que se encuentran preparándose para la exposición del proyecto y esperan obtener un lugar que les asegure su pase a la categoría internacional.

maiz alimento basico01bmaiz alimento basico02

Bioplástico conductor de electricidad para reducir desperdicios

biopolimero 16 2Por Tania Robles

Ciudad de México. 16 de marzo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- ILOW es una startup veracruzana que pretende romper esquemas al introducir en el mercado y en nuestras vidas cotidianas un bioplástico o biopolímero que tiene la capacidad de conducir la electricidad, lo cual contribuye a bajar el consumo de cobre y generar menores desperdicios ambientales.

Este proyecto resultó ganador del “Reto Todos con el Mismo Chip” que organizó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en el cual concursó con otros proyectos de impacto social que hacían uso de la ciencia y la tecnología.

Este desarrollo es un conductor plástico hecho primeramente de materiales reciclados, como envolturas de alimentos chatarra, y del biomaterial desarrollado por ILOW mediante investigación y pruebas. En la primera etapa, este bioconductor solo permitía el encendido de un led con 5 volts, actualmente la conductividad de este material es de 110 volts.

ILOW fue un proyecto incubado dentro de iLab, un espacio en Xalapa, Veracruz, dedicado al emprendimiento e innovación de empresas sostenibles.

Materia prima sustentable

La necesidad de detener la contaminación generada por la chatarra que generan los aparatos electrónicos fue la semilla que creó la idea en los desarrolladores de esta tecnología, los ingenieros bioquímicos Salucita Román Domínguez y José Antonio Villanueva Vázquez, egresados del Instituto Tecnológico Superior de Acayucan (ITSA).

Es un plástico conductor de electricidad 80 por ciento más económico que el cobre. Este desarrollo, un bioconductor, comenzó a ser gestado en febrero de 2015.

“Empezamos este proyecto a partir de un bootcamp en Xalapa, Veracruz. Es un polímero conductor de electricidad. La problemática de mucha basura que se está generando, principalmente de productos electrónicos y eléctricos, nos inspiró. Cada día somos más dependientes de la tecnología, por lo que es necesario realizar nuevas invenciones”, menciona Román Domínguez.

Todos los aparatos ya no funcionales son desechados al final de su vida útil, sin embargo, elementos de los que están conformados contienen productos contaminantes al medio ambiente como el cromo, arsénico, mercurio y cobre, entre otros, con más de 400 años antes de su degradación total. Una característica muy favorable de ILOW es que su degradación ronda entre los tres y los cinco años.

Salucita Roman Dominguez y Jose Antonio Villanueva Vazquez 2El proceso de fabricación de este material se encuentra en proceso de conseguir su licencia de patente. “Como es un producto nuevo y los polímeros conductores no son bien conocidos, planeamos introducirlo en el área de la impresión 3D, un área que no presenta tantas barreras”, comenta Villanueva Vázquez.

Por otro lado, estos jóvenes emprendedores e innovadores buscan abordar a las empresas de electrónicos para otorgarles el licenciamiento de sus materias primas.

Haber entrado al reto de la SCT ocurrió al mismo tiempo que este equipo buscaba fondos y apoyos para llevar a otro nivel el desarrollo y producción de ILOW.

Productos similares a este se encuentran solo en Estados Unidos y China, con la diferencia de que ILOW tiene mayores aplicaciones en la electrónica, el cableado eléctrico por ejemplo de una vivienda, un motor, incluso en productos de la industria aeronáutica y la aeroespacial podría ser aplicado.

Este material permite que un producto disminuya 80 por ciento su precio porque, a diferencia del uso del cobre, por ejemplo, este no pasa por los distintos procesos y manejos antes de ser introducido a la electrónica del aparato, es decir, el proceso de producción de ILOW es menor. Además es 50 por ciento más ligero que el cobre y tiene casi la misma conductividad eléctrica.

Los ingenieros bioquímicos se encuentran en negociaciones para introducir su producto en el mercado y continuar con las pruebas, mejoramiento y reconocimiento del producto ILOW.

Crean en la UAQ sistema de monitoreo en redes eléctricas

Por Israel Pérez

Santiago de Querétaro, Querétaro. 17 de marzo de 2016 (A.I. Conacyt).- Estudiantes y docentes de la maestría en ciencias de la mecatrónica de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) diseñaron una tecnología enfocada en el monitoreo de señales de energía de redes trifásicas que actualmente está siendo utilizada en un hospital de Valladolid, España.

redes electricas 16 3

El estudiante de la maestría en ciencias de la mecatrónica de la UAQ, Víctor Alexander Ayala, explicó que este dispositivo, fruto de varios proyectos de investigación del área de Mecatrónica, fue desarrollado bajo la dirección del coordinador de la maestría y doctorado de esa especialidad de la Facultad de Ingeniería, Roque Alfredo Osornio Ríos, con el objetivo de desarrollar una tecnología capaz de monitorear señales para detectar perturbaciones de energía en redes de alta potencia.

redes electricas 16“Generalmente esta tecnología, llamada power quality, se utiliza en la industria para detectar fallas en la maquinaria con la idea de prevenir desperfectos en equipos o determinar si existe un consumo erróneo de potencia. Se puede monitorear todo tipo de equipos”, destacó.

Alexander Ayala abundó que gracias a un convenio de vinculación entre la UAQ y la Universidad de Valladolid, en España, se logró que esta tecnología pudiera ser empleada para el monitoreo del equipo médico del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, España.

“Se está aplicando en ese hospital porque tenían muchos problemas; las computadoras y el equipo médico se les apagaban repentinamente, y querían investigar si eso se relacionaba con algunos cortos. La Facultad de Ingeniería de la UAQ ha estudiado la calidad de la energía y el monitoreo energético desde hace ya varios años y sus publicaciones son de ámbito internacional, entonces fueron los compañeros de la Universidad de Valladolid los que tomaron la iniciativa, conocieron estos trabajos y propusieron el proyecto en conjunto con la UAQ para llevarlo a ese hospital”, recordó.

Apoyo Conacyt

Pablo César Rodríguez Echeverría, también estudiante de la maestría en ciencias de la mecatrónica, aseguró que este intercambio institucional, que derivó en el diseño de esta tecnología que ya está en uso en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, fue apoyado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) que contribuyó con el financiamiento para que los estudiantes de la UAQ pudieran realizar su estancia académica en España.

monitoreo redes electricas“La ventaja de este dispositivo es que se puede utilizar con todo tipo de equipos que requieren energía eléctrica. De hecho ya se está usando para monitorear redes trifásicas de unidades de resonancia magnética, máquinas de rayos X, así como el hardware que usa este hospital. Con esta experiencia académica que tuvimos con los compañeros de la Universidad de Valladolid, pudimos darnos cuenta que México no tiene nada que envidiar a cualquier parte del mundo en cuanto a desarrollo tecnológico e investigación”, puntualizó.

Rodríguez Echeverría resaltó que esta tecnología se distingue de otras parecidas porque su costo es más bajo en comparación de otros dispositivos que actualmente se encuentran en el mercado, así como por su capacidad de capturar las señales de las fuentes de energía.

“Con este dispositivo es posible analizar la señal a un nivel mucho más complejo y elaborado, lo que no podría hacerse con otros dispositivos; esto permite también el desarrollo de nuevos proyectos académicos de investigación. En estos momentos se utiliza esta tecnología hecha en la UAQ para investigar los datos que se recaban en el hospital español para el análisis de estas señales, diagnóstico y posteriormente medidas de precaución y de corrección en tiempo real de estas señales y generar otras investigaciones, lo que representará un valor agregado”, finalizó.