Cómo hemos cambiado a una semana del temblor

Apenas hace una semana se cimbró el suelo y nos hizo estremecer. Ya no somos los mismos. Nos descubrimos vulnerables a la brutalidad de las fuerzas de la Tierra. Nos cimbramos al descubrirnos como una sociedad que no se había tomado, a fondo, a pie juntillas, las preocupaciones necesarias para atender un siniestro de tales magnitudes, desde todos los ámbitos. Lo confirman los hechos. Y me hicieron pensar en que las fuerzas telúricas son impredecibles, como las fuerzas divinas de los pueblos originarios y el pensamiento tribal, aquella que se dividía, según Roger Caillois, en fastas y nefastas, es decir: sublimes y terribles. 

Pero las revelaciones fueron muchas más. Los millenials resultaron mucho más proactivos, solidarios, impetuosos de lo que esperábamos, de lo que ellos mismos nos habían hecho creer; un ejemplo sin lugar a dudas. Desde las redes sociales se cambió la forma de comunicarnos y su inmediatez se ha convertido en su mayor virtud; de la misma forma en que facilitaron la ayuda, el flujo de información, las solicitudes de auxilio… Las redes potenciaron la intensidad de los sentimientos —desde la conmoción hasta la paranoia, desde la indolencia hasta el llanto—, también (¡y de qué manera!) permitieron y permiten exponer los atropellos de ese linaje de oportunistas clientelares y abusadores codiciosos. Las redes han cambiado la forma de hacer política y parece que los protagonistas no lo han entendido a cabalidad. O en el peor de los casos, lo han entendido perfectamente en la dirección y el sentido equivocado, como Trump: arma de doble filo en manos torpes y atrofiadas.

Nos ha quedado claro que sí podemos comunicarnos, organizarnos, coordinarnos y actuar de manera efectiva. Nos ha quedado claro que no estamos solos. Nos ha quedado clara la profunda crisis de credibilidad de las agrupaciones políticas, de sus representantes, de sus métodos, de muchas entidades (públicas y privadas). Nos ha quedado claro que hay muchas fauces abiertas y con los colmillos afilados —el México-Rapiña mencionado en la columna anterior— que no se permiten ni un poco de pudor, humanidad o empatía, pendientes siempre de cómo explotar las circunstancias a su favor, a pesar de sí mismos. Ello, sumado a la efervescencia de las redes, ha convertido el ambiente social en un campo de paja, listo para aquellos que quieren ver arder el mundo o para aquellos que creen todavía que somos pólvora mojada. Los resultados se verán en el 2018. Este despertar estremecedor es sólo un atisbo.

Es difícil no conmoverse, además, con todas las expresiones de solidaridad, esfuerzo, empatía y patriotismo.  De la misma forma, es complicado no tomar partido ante las voces impertinentes y obtusas (como aquellos que se quejaban de la estética literaria del poema de Juan Villoro o de su “verdadera intención” o de aquel “intelectual” que reprochaba la cortina de humo en que se había convertido, según él, la fama de la maravillosa perra rescatista Frida, en particular, porque fueron muchos más los casos). En las épocas de crisis son muy reducida la gama de grises. No estoy diciendo nada nuevo; la sabiduría popular es difícil de superar: “al fuego, la cera se derrite y el acero se templa”. En México, el carácter y el corazón lo tenemos templado, forjado a fuerza de Historia, de sacrificio.

¿Por qué nos habíamos tardado tanto en recordarlo?

También los invito a mi blog

Actividad en Twitter sirve para evaluar los daños tras un desastre natural

<p>El huracán Sandy cruzó el Atlántico en 2012. / NASA</p>
El huracán Sandy cruzó el Atlántico en 2012. / NASA

Un nuevo análisis de la actividad de Twitter durante el huracán Sandy de 2012 indica que la actividad de redes sociales como Twitter pueden ser una plataforma viable para la evaluación rápida de daños inmediatamente después de un desastre natural, y pueden complementar otros modelos predictivos utilizados habitualmente en la evaluación y la recuperación de las infraestructuras afectadas.

Los autores recopilaron cientos de millones de tuits geolocalizados que hacían referencia al huracán Sandy en 50 áreas metropolitanas de EE UU

El estudio, publicado en el último número de la revista Science Advances, ha contado con la participación de investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y otras instituciones de Australia y Estados Unidos.

Según Esteban Moro Egido, investigador de sistemas complejos de la UC3M y uno de los autores, “Twitter resulta de utilidad para la gestión, la monitorización en tiempo real e incluso la predicción del impacto económico que pueden tener desastres como sucedió con el huracán Sandy“.

En la investigación se analizó de forma pormenorizada la actividad de Twitter antes, durante y después de este huracán, uno de los que más daños ha provocado en Estados Unidos –con un impacto económico de unos 45.000 euros–. Para ello, se recopilaron cientos de millones de tuits geolocalizados que hacían referencia a este tema en 50 áreas metropolitanas estadounidenses.

“Encontramos una fuerte relación entre la ruta que seguía el huracán y la actividad en las redes sociales, dado que los ciudadanos recurren a estas plataformas para la comunicación y la información relacionada con el desastre”, explica Moro.

Cruce de datos

La principal conclusión del estudio se obtiene cuando se cruzan los datos de actividad en redes sociales con los de las cuantías de ayudas concedidas por la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) y las reclamaciones a los seguros.

Existe una correlación entre la actividad social media per cápita en las redes sociales y entre los daños económicos per cápita que provocan estos desastres en las zonas donde se produce dicha actividad. Es decir, las amenazas reales y percibidas, junto con los efectos económicos de los desastres físicos, son directamente observables a través de la intensidad y composición del flujo de mensajes de Twitter, dicen los autores.

El equipo ha verificado además los resultados obtenidos con Sandy y han comprobado que esta dinámica también ocurre en el caso de inundaciones, tormentas y tornados, por ejemplo, siempre que haya una actividad suficiente en redes sociales como para poder extraer este tipo de datos.

La comunicación en Twitter permite monitorizar prácticamente en tiempo real el impacto económico

De esta manera, la comunicación en Twitter permite monitorizar prácticamente en tiempo real el impacto económico que puede provocar un desastre natural en las zonas afectadas, lo que posibilita disponer de información complementaria a la que se utiliza actualmente para evaluar los daños. Además, la distribución espacio-temporal de los mensajes relacionados con el evento también puede ayudar a las autoridades en la supervisión y evaluación de las emergencias para mejorar la respuesta ante los desastres naturales.

Los autores del estudio apuntan que nos enfrentamos a un incremento en la frecuencia e intensidad de los desastres naturales debido al cambio climático. “Creemos que esto va a provocar que cada vez sucedan más desastres naturales y, por tanto, el uso de las redes sociales va a permitir obtener información complementaria”, indica Esteban Moro, que adelanta otra investigación en la que ya están trabajando: “estamos intentando ver qué relación existe entre la actividad en las redes sociales y el cambio climático que va a afectarnos en el futuro”.

Referencia bibliográfica:

Y. Kryvasheyeu, H. Chen, P. Van Hentenryck, M. Cebrian, E. Moro, E. Moro;  P. Van Hentenryck, P. Van Hentenryck. “Rapid assessment of disaster damage using social media activity”. Science Advances (11de marzo, 2016)

¿Tu face es una colección de groserías? Cuidado, las empresas monitorean para decidir contratación

  • Esa tendencia va en aumento y el proceso se realiza en un máximo de 72 horas
  • Facebook cuenta ya con 62 millones de cuentas en México, dijo en la UNAM Miguel Baigts, conferencista especializado en redes sociales y nuevas tecnologías
Miguel Baigts, especialista en redes sociales y nuevas tecnologías ofreció una conferencia en la UNAM
Miguel Baigts, especialista en redes sociales y nuevas tecnologías ofreció una conferencia en la UNAM

“Créanme, no hay manera de esconderse”, fue la frase contundente y recurrente de Miguel Baigts para referirse al intento de transitar inadvertido y en el anonimato por las atribuladas redes sociales. “No existe seudónimo, dirección de correo electrónico, imagen o ‘falsa’ identidad que pueda garantizar eso”, advirtió.

El conferencista especializado en redes sociales y nuevas tecnologías expuso, en la UNAM, que es una tendencia global que cada vez más empresas monitoreen las redes sociales de los solicitantes de empleo previo a su contratación.

“Realizan perfiles psicológicos basados en las redes; el recabado de información se elabora en aproximadamente 72 horas y se monitorean hábitos de vida, actitudes continuas y/o patrones de manera general, así como ortografía y redacción de manera específica. No se examina la cantidad de likes en publicaciones, sino meramente los contenidos”, explicó.

Al impartir la conferencia Cómo hacer que las redes sociales trabajen a favor para conseguir empleo. “Más sabe el diablo por Facebook que por diablo”, en el auditorio Raoul Fournier Villada de la Facultad de Medicina (FM), organizada por la Dirección General de Orientación y Servicios Educativos (DGOSE) y la Coordinación de Innovación y Desarrollo (CID), dijo que la tendencia de aquí a un lustro es que se acrecentará el monitoreo de empresas y que el ‘examen de redes sociales’ será una realidad.

De entre las compañías o firmas que llevan a cabo dicha actividad, se encuentran marcas reconocidas que, paradójicamente, son de los ámbitos electrónico, de hardware, fotografía, impresoras, fotocopiadoras y de telefonía celular.

No hay like que por bien no venga

Presionar el botón más robusto del teclado en like, trae un efecto piramidal inmediato que difícilmente es considerado, “porque te hará irremediablemente notorio a corto y largo plazo, pues esto permanece en la memoria virtual de la red”, abundó Baigts.

“Es una huella digital para el futuro; sin duda se construye un guión real en las redes sociales y después de 72 horas esa información se queda para siempre en la web, los datos subidos automáticamente dejan de pertenecerte”.

“Cualquier red social puede ser hackeada y las empresas tienen todo el derecho de investigar a quien contratan. En el contenido está la esencia, no en los likes. Casi la mitad de México tiene una cuenta en Facebook; esta red suma 62 millones en nuestro país, pero cabe mencionar que Tumblr es la más vista y libre del mundo”, dijo.

El especialista, quien maneja 48 redes sociales en siete idiomas, ofreció a los asistentes (en su mayoría jóvenes universitarios) 11 recomendaciones para tener redes sociales “claras, enfocadas, limpias y profesionales”.

Definir tu personalidad en la red; publicaciones que hablen bien de ti y de tu núcleo; no dedicar más tiempo a lo virtual que a lo humano; no permitir etiquetas en fotografías comprometedoras; cuidar el entorno de las selfies; verificar a quien cuentas intimidades o secretos que puedan ser divulgados; no ventilar relaciones de pareja; procurar la autenticidad y no aparentar lo que no se es; no publicar ubicación; abstenerse de contenidos religiosos y, por último, no creer todo lo que se ve y lee.

Miguel Baigts ampliará estas recomendaciones en la XV edición de la Feria del Empleo de la UNAM, a realizarse el próximo mes de septiembre.

Hoy tocó el turno al PRD de sufrir embates en redes sociales

Aplicando el razonamiento inductivo a la campaña sucia en redes sociales, que comenzó el pasado lunes con #SonPRIngaderas y ha continuado hasta el día de hoy con #PRDTramposo, uno podría suponer que el día de mañana tocará al Verde Ecologista o a Movimiento Ciudadano ser blanco de los ataques.

En efecto, el lunes se atacó al PRI, el martes al PAN, el miércoles a Morena y hoy jueves al PRD. Sin embargo, el caso del hashtag #PRDTramposo es ligeramente distinto porque no es novedoso, sino que inició su camino por redes sociales hace ya cuatro largos años el 16 de Diciembre de 2010 y en esas fechas se relacionó con la disputa interna que el Partido de la Revolución Democrática tenía sobre su dirigencia.

Como Fénix que renace de entre sus cenizas, después de largos meses de silencio, hace aproximadas 4 horas tomó por asalto a twitter con imágenes de la disputa entre Andrés Manuel López Obrador y Miguel Mancera y fue iniciado, según topsy.com, por @soymrfutbol, partiendo de una discusión sobre el videojuego FIFA.

¿Dónde comenzaron los hashtags de la campaña sucia?

En el internet hay varios sitios que se dedican al análisis de hashtags y tendencias de redes sociales. Uno de estos es topsy, a través de este sitio se pueden organizar los hashtags de acuerdo a su antigüedad, influencia y tendencias.

Utilizando esta herramienta web se puede ver que el hashtag #SonPRIngaderas comenzó hace dos días en el twitter del Secretario de Comunicación del CEN del PAN Marcelo García A. (@Mgbranding) desde donde se volvió viral.

En el caso de #PaMochesLosDelPAN es el twittero Miguel Canales (@MaikhoolMiguel) quien aparece con el tweet más viejo hace aproximadamente un día.

El más reciente, el hashtag #VendoAvonComoAMLO dio inicio hace cuatro horas en la página de Twiteer ¡AMLO ya chole! (@amloyachole).